Segunda oportunidad y mediación mercantil, claves para la supervivencia del emprendedor

Madrid, 28 de Mayo de 2013 – LawyerPress / @LuisjaSanchez

En este Anteproyecto de Ley del Emprendedor que conocimos hace una semana en Consejo de Ministros hay dos elementos que llaman mucho la atención. Se trata de la llamada Ley de Segunda Oportunidad para evitar que el emprendedor se arruine y el desarrollo de un mecanismo de mediación mercantil que gestione las deudas del pequeño empresario y autónomo dentro de esa normativa. Es evidente que el trámite parlamentario que se abrirá en breve serán dos cuestiones que queden perfiladas con las aportaciones de los diferentes partidos políticos.Según fuentes del Ministerio de industria en estos momentos en nuestro país hay más de tres millones de autónomos y casi un millón doscientas mil microempresas que podrán beneficiarse de estas medidas que pretenden salvaguardar su patrimonio.

Por el contrario, solo hay 4.500 grandes empresas en el seno del tejido empresarial nacional. Estas medidas pretenden ayudar a que el emprendedor o microempresario pueda seguir gestionando su negocio o tenga otra oportunidad de montar en su empresa. Datos que nos aportaban de esta entidad señalan que en EEUU la media de fracasos empresariales se eleva a siete antes de que esa idea empresarial cristalice en una empresa sólida y solvente.Con la entrada en vigor de este Anteproyecto de Ley del Emprendedor que se estima esté operativo a primeros del año que viene microempresas y emprendedores podrán tener una segunda oportunidad y no verán arruinada su vida al poder evitar los concursos, que hasta la fecha se han visto que son herramientas inútiles para estos procesos de personas físicas y poder gestionar de forma amistosa con los acreedores planes de pagos y aplazamientos de deudas. Esta normativa tendrá en la mediación un elemento clave para que muchos empresarios y microempresas puedan salvaguardar su negocio.Respecto al procedimiento de mediación parece claro que el propio Ministerio de Justicia será el gestor de esta actividad. Queda por saber cuál será el perfil de los mediadores y cómo se elegirán aunque se nos informó que la lista de mediadores mercantiles se dará a conocer en el BOE y que por sorteo, para evitar cualquier tipo de malentendidos se asignarán a esos profesionales. En un principio no hay límite de cuantía para acudir a esa mediación que pretenderá gestionar las deudas de esos emprendedores y serán las propias partes quienes abonen la cantidad correspondiente al mediador. Se espera que este tipo de procesos que evitarán que vayan a los tribunales más de 14.000 litigios anuales se puedan solucionar en apenas tres meses.Sobre el perfil del mediador, aun por definir, parece que está abierto a cualquier profesional liberal que tenga una reconocida experiencia y formación en esta materia. Asi podrán ser mediadores, abogados, procuradores, notarios, economistas etc. Queda por saber, y entendemos que el trámite parlamentario ayudará a ello qué requisitos se pedirán para que estos profesionales puedan ser los intermediados entre el profesional con deudas y sus acreedores. Hay que darse cuenta que esta figura será clave en el futuro del empresario con lo cual se espera que Justicia exija una experiencia y formación adecuada para realizar este papel entre ambas partes.

Mediación mercantil, asignatura pendienteComo el lector de Lawyerpress Emprende conoce, la mediación en España ha tenido un desarrollo diferente al de otros países. Desde hace diez años hay un fuerte movimiento asociativo, centrado en la mediación familiar, que cristalizó en diferentes Leyes Autonómicas de mediación. Desde hace más de un año, España, que traspuso tarde la directiva europea de mediación, cuenta ya con una Ley Estatal que diseña el marco normativo para la mediación. Ahora está por ver de qué forma en el Reglamento de Mediación que desarrolle esta normativa, pendiente de aprobarse, quedará reflejado el desarrollo de la mediación empresarial, una de las asignaturas pendientes en nuestro país.También gracias a ese Reglamento podremos conocer cuál es el perfil de ese mediador mercantil; su formación, si realmente cualquiera puede mediar entre empresas o si se necesita, como apuntaban fuentes del Ministerio de Industria, una formación específica para ser intermediario, especialmente entre el empresario y la microempresa y aquellos acreedores que desean que se les pague lo que les adeude. En este sentido parece que parten con ventaja a la hora de mediar las Cámaras de Comercio, despachos de abogados y alguna entidad que ya se ha constituido como institución de mediación a la hora de ofrecer este servicio.

 

Fuente: Lawyerpress

http://www.lawyerpress.com/news/2013_05/2805_13_008.html

Comments are closed.